Alimentos y bebidas azucaradas deberán contener una advertencia de alto nivel de azúcar

A partir del uno de octubre pasado, los alimentos y bebidas procesados deberán tener una etiqueta en la parte frontal que advierta si son altos en sodio, azúcares y grasas, como una medida para enfrentar el problema de salud pública que significa la obesidad.

México es uno de los países con mayor obesidad en el mundo, por lo que esta ley trata de disminuir este problema que se ha convertido en una de las principales causas de mortalidad en la población.

Algunas grandes empresas se han amparado contra esta legislación que busca darle prioridad a la salud contra la diabetes y obesidad que ha invadido a los mexicanos. En el caso de Bimbo, la compañía dijo que no implementará esa medida porque ellos manejan una estrategia global de salud y bienestar.

3 vistas