Asistentes a entierro se llevaron el susto de su vida al escuchar gritos del difunto

En Irlanda, asistentes a un entierro se llevaron el susto de su vida, cuando se escuchó la voz del difunto gritando “¡Déjenme salir, está muy oscuro aquí!”.


A Shay Bradley, un veterano de guerra, se le ocurrió un año antes de su muerte, grabar esas expresiones pidiendo que se transmitieran si llegaba a morir durante su entierro.


El pasado 8 de octubre fue el entierro y mientras bajaban el ataud, se escucharon los gritos “¿Hola? ¿hola?, ¡Déjenme salir!, ¡está muy oscuro aquí!, ¿dónde diablos estoy?, ¿es un cura a quien escucho?, ¡Déjenme salir!, ¿hola?”.

0 vistas