Cano Vélez hace negocios entre amigos.

Como director de la Sociedad Hipotecaria Federal.


Dos empresas valuadoras, propiedad de amigos y ex socios de Jesús Alberto Cano Vélez, director de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) fueron beneficiadas y para ello se cambiaron prácticas operativas de la dependencia desde el inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto.


Se estima que las empresas Sofom denominada Soluciones Emprendedoras del Norte (Sensa) —de la que Cano Vélez fue fundador— y de la firma Consultores y Asesorías Para Todos, creada por su ex socio en Sensa pudieron cobrar hasta mil 800 millones de pesos cada año.


Las compañías son originarias de Chihuahua y sus principales accionistas son los hermanos Omar y Abraham Bazán además de Lizeth Porras Pérez, esposa de Omar.

Omar Bazán es líder estatal del PRI en Chihuahua y ha sido diputado federal por el tricolor en dos ocasiones, en uno de sus períodos legislativos (2003-2006) coincidió con Cano Vélez, quien suplió a Manlio Fabio Beltrones en la bancada del PRI.


Cano Vélez, tesorero durante la administración de Beltrones, ha tenido relación de negocios como director de SHF con los hermanos Bazán, de acuerdo a información que el periódico Reforma mantiene en su poder.


SENSA

La escritura pública de Sensa refiere que fue constituida en febrero de 2007 siendo Omar Bazán y Cano Vélez los principales accionistas con una participación accionaria del 56 y 34 por ciento, respectivamente. Sin embargo, entre 2007 y 2009 el capital de la empresa aumentó debido a que Cano Vélez compró más acciones hasta obtener el 46.8% de la misma.


Posteriormente, el 3 de noviembre del 2012, menos de un mes antes del arranque del Gobierno de Peña y de que él tomara las riendas de la SHF, Cano Vélez salió de Sensa tras vender sus acciones a Omar Bazán en 21 millones 30 mil pesos, pero su hijo, Oscar Alberto Cano Jiménez, fue el director general de la compañía entre 2008 y 2014.


Consultores y Asesoría

Sus escrituras públicas señalan que fue creada en 2008 por Omar Bazán, su esposa Lizeth Porras y por su hermano Abraham Bazán. Para marzo de 2013, ya con Cano Vélez en la dirección de la SHF, la empresa creó una unidad de valuación que formaría parte de los prestadores de servicios de la Sociedad Hipotecaria.


De acuerdo a un testigo, las dos empresas gozaron de un monopolio para avalúos por varios años, luego se amplió el catálogo de valuadoras a más de un centenar, sin embargo, es la SHF quien determina a los desarrolladores qué valuadoras contratar.

Durante una entrevista al director de la SHF en mayo pasado, dio a conocer que cada año se generan 660 mil avalúos y de acuerdo a fuentes de la industria el costo de una valuación pasó de 900 a 2 mil 700 pesos a partir de la gestión de Cano Vélez.


Niega participación en SHF

Omar Bazán, diputado local y presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Chihuahua, negó actividades ilegales en su desempeño como empresario y acusó una persecución política a la administración de Javier Corral a través de un comunicado.

“Se trata de una burda persecución política cuyo origen investigaré hasta sus últimas consecuencias. Hemos hecho señalamientos muy contundentes sobre el gris desempeño de la Administración de Javier Corral y nuestra crítica por su injerencia en el Congreso del Estado ante diversas irregularidades en la revisión de la cuenta pública de su Gobierno, por lo que no me extraña que sea la mano que mece la cuna", señala.

"Pero debo precisar que la empresa de la que soy socio no presta ningún servicio a la Sociedad Hipotecaria Federal", aseguró.


Jesús Alberto Cano Vélez, agregó, sí fue socio de Soluciones Emprendedoras del Norte, pero se retiró meses antes de ser designado director de la SHF.

Información del periódico Reforma

16 vistas