Cervecería de Sonora producía la mejor del norte de México.


La factoría cervecera se localizaba en el centro de la ciudad y comenzó a elaborar su producto desde 1887, sus principales accionistas fueron los señores Jacob Schuehle, George Grüning y el Dr. Alberto Hoeffer, todos de origen germánico.

Las marcas que producía eran la High Life, Reina Blanca y Centenario, con una producción mensual de hasta 250,000 litros.

Los tipo cervezas que ofrecían era Lager clara, Pilsener y de tipo Munich.

Al señor Grüning, se le recuerda también por haber fundado el histórico Banco de Sonora, allá en 1896.

A pesar de la representación gráfica que publicitaba la compañía Cervecería Sonora, S.A., nunca tuvo dos chimeneas sino una y la cúpula se destruyó en 1950, sIn embargo, esta construcción llamaba la atención dentro de los edificios típicos de la ciudad de Hermosillo.

La charola es una expresión publicitaria de enorme utilidad, data de principios de siglo XX y fue hecha por la compañía Kaufmann & Strauss Co. de la ciudad de Nueva York.

Entre las características principales del objeto es que fue pintado a mano con una litografía, agregando las marcas y dando el anuncio: “TOMEN LAS EXQUISITAS CERVEZAS”.

La Cervecería ocupaba a 70 trabajadores que ganaban $2.75 el jornal, de los mejores salarios en aquellos años. Una referencia obligada de los hermosillenses de dicha época lo fue el famoso “pitazo de la cervecería”: sirena que tocaba 4 veces al día, a las siete de la mañana, doce de mediodía, una y seis de la tarde.

Vía cervecerías mexicanas.

0 vistas