Civiles norteamericanos se dirigen armados a la frontera con México.


Grupos de civiles armados conformados por unos 100 voluntarios de la organización Texas Minutemen y Texas Border Volunteers se dirigen a la frontera sur de Estados Unidos para detener a la caravana migrante que avanza por el territorio de México.

Se disponen a viajar con armas de fuego y drones para identificar y repeler cualquier intento ilegal de ingresar al país.

Desde la página web “Proyecto Minuteman” hicieron un llamado a sumarse y señalan que lo harán otras milicias de Oregón e Indiana. Indican que ya casi se han apuntado 200 personas y espera que la cifra ascienda hasta 1000.

"Se necesita tu presencia en todos los puntos de la frontera de más de 3.000 kilómetros desde San Diego, California, hasta Brownsville, Texas, en cualquier momento durante los próximos 90 días".

Preocupa a las autoridades y a los habitantes de las poblaciones fronterizas el despliegue de civiles armados en distintos puntos de la frontera, empezando por Texas para extenderse a Arizona y California por la falta de autocontrol y de capacitación legal para hacer cumplir la ley; además de que se sospecha que operan con material robado a la Guardia Nacional.



13 vistas