Continúan bloqueos de los yaquis en la cuatro carriles y las fricciones con choferes suben de tono

Mientras el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el uso de la fuerza pública para desalojar a los yaquis que mantienen dos bloqueos a la carretera de cuatro carriles rechazando el gasoducto que pasa por sus tierras y pidiendo dinero a los automovilistas, las fricciones entre choferes y manifestantes siguen creciendo de tono.

Un chofer de un tráiler que quiso pasar sin detenerse fue bajado de la unidad y según su testimonio recibió golpes y lo amarraron para después ir a dejarlo al monte. Afortunadamente, un agente policiaco vio el tráiler vacío y preguntó a los manifestantes por el chofer y finalmente los mismos yaquis lo regresaron al lugar.

La versión de los manifestantes es que el chofer nunca fue golpeado, sino que fue sometido y que nunca lo amarraron ni lo fueron a dejar al monte.

Mientras tanto, el presidente de México dijo que percibe que hay manipulación en los grupos de yaquis que bloquean la carretera, ya que estos movimientos son utilizados por “políticos corruptos que se aprovechan de la ocasión”.

3 vistas