Denuncian a dos universidades por desvío de recursos públicos.

De acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco, en el estado de Tabasco, y la Universidad Politécnica de Tlaxcala cuentan con numerosas irregularidades en los convenios firmados con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial (Sedatu) en las cuentas públicas de 2016 y 2017, bajo la titularidad de Rosario Robles.


Ante el presunto desvío de recursos, bajo el esquema de la Estafa Maestra, la ASF interpuso dos denuncias penales en la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de dos universidades, por 356 millones de pesos que en su mayoría fue entregado a empresas fantasmas o se ejecutó con irregularidades, ocasionando daño al erario público.


Estas denuncias se suman a las 30 que han sido presentadas y clasificadas bajo el modus operandi de la “Estafa Maestra” entre 2014 y 2018 por un monto aproximado de 5 mil millones de pesos.


Las dependencias de Sedesol y Sedatu distribuyeron recursos públicos a las universidades autónomas del Estado de México, Morelos, Zacatecas, Tabasco y Campeche; y las politécnicas de Chiapas, Quintana Roo y Francisco I. Madero, en Hidalgo, entre otras.

Así como a sistemas de radio y televisión de Quintana Roo, Hidalgo, Sonora con Telemax.


Con la Estafa Maestra, bajo la excepción del artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, que permite hacer convenios con entes públicos sin necesidad de licitación, dependencias de gobierno entregaron recursos a universidades, sistemas de radio y televisoras de Estado para el pago de diversos servicios; a su vez, los beneficiados de los convenios subcontrataron a empresas que resultan ser fantasma, y, por tanto, el dinero desapareció.

26 vistas