Detecta Profeco aceites comestibles adulterados

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) llevó a cabo el análisis de 32 marcas de aceites comestibles, de los cuales 8 de ellos, aunque no representan un daño para la salud, si engañan a los consumidores.


El estudio se realizó entre el 5 febrero y 15 de abril, a 14 marcas de aceites de ajonjolí, nueve de aguacate, siete de uva y dos de cacahuate, en aspectos como contenido neto, información comercial, autenticidad, tendencia al envejecimiento y cambio de sabor.


Los productos adulterados son:


- San Lucas, aceite de pepita de uva, de 500 ml.

- Cate de mi corazón, aceite de aguacate mediterráneo, de 250 ml.

- Cate de mi corazón, aceite de aguacate, de 250 y 500 ml.

- Avocare, aceite de aguacate 100 % natural, de 250 ml.

- San Lucas, aceite de aguacate extra virgen gourmet,de 500 ml.

- Kaporo, aceite de ajonjolí blend,de 190 ml.

- Foreway Sesame Expert, aceite de ajonjolí, de 185 ml.

- Kum Chum, aceite de ajonjolí prensado en frío, de 248 ml.


Los que no cumplieron con el contenido neto son:


- Satoru, Aceite de ajonjolí, de 275 ml.

- La cocina verde, aceite de ajonjolí orgánico, de 520 ml.


La información completa será publicada en la Revista del Consumidor del mes de septiembre y los productos están sujetos a una infracción de ley.


82 vistas