Como director de Pemex, Lozoya compra “chatarra” y empresa le regala casa.

La organización civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad demostró, con copias de documentos, que simultáneamente Pemex negociaba la compra de una planta a la empresa Altos Hornos de México, S.A. (AHMSA), con un sobre costo del 57%, un ejecutivo de ésta intervino para adquirir un inmueble en la zona de Contramar, uno de los desarrollos más exclusivos de Ixtapa, Guerrero.


Doce días después de que Pemex adquiriera la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, un abogado y directivo de Altos Hornos de México (AHMSA) adquirió, en representación de la esposa de Emilio Lozoya, una residencia de lujo a la orilla del mar, con un valor de 1.9 millones de dólares.


A través de una cuenta en Suiza fueron pagados por lo menos 1.2 millones, presuntamente vinculada con sobornos al exdirector Emilio Lozoya.


La residencia se compró en julio de 2013 a nombre de Marielle Helene Eckes, posteriormente Pemex incluyó en su cartera de inversiones una planta chatarra de AHMSA que tenía 14 años sin operar y comprada en 250 millones de dólares, con un sobrecosto del 57 por ciento.


Debido a esas irregularidades detectadas en la compra de la planta, la Fiscalía General de la República arrestó el 29 de mayo al dueño de AHMSA, Alonso Ancira, y un juez giró orden de aprehensión en contra de Lozoya, quien tramitó un amparo para no ir a prisión.


La lujosa propiedad se encuentra en la zona de «Quinta Mar», donde solo se encuentran tres residencias. Tiene una superficie de 3 mil 578 metros cuadrados y acceso a playa privada. Cuenta con cinco recámaras, todas con baño propio; la principal con estancia, terraza descubierta, una pérgola, palapa y mirador al mar; y en cuatro de ellas vestidor. Además, en distintos desniveles se distribuye el comedor, dos estancias, una terraza, la cocina, un gimnasio, un cuarto de televisión, dos bodegas, cuarto de lavado, cuarto de servicio con baño completo, alberca y cochera para tres autos.

0 vistas