En rencor le abrió las puertas a Pacquiao.

Un lamentable suceso entre Manny Pacquiao y su padre, desencadenó el destino de su vida.


Manny Pacquiao de pequeño discutió con su padre borracho al llegar a casa y éste en respuesta asesinó y comió a su mascota, un perro callejero. Fue tanta la furia del pequeño filipino que huyó de casa y se trasladó desde Kibawe, provincia de Sarangani hasta Manila para sobrevivir en la calle y dormir entre cajas de cartón, vendiendo donas.


A los 16 años debutó en el boxeo profesional y ha conquistado ocho campeonatos de divisiones diferentes. Se ha distinguido como peleador y se la ha nombrado boxeador de la década.


Pero el éxito lo ha logrado con disciplina y constancia. Su rutina de entrenamiento es correr, sparrings, subir colinas, realizar ejercicio de gimnasio y mil abdominales por la mañana y mil abdominales más por la tarde.


Pacquiao perdonó a su padre 20 años después cuando lo vio en su pelea ante Miguel Cotto, "Tomó el cachorro que encontré y lo mató. Para un niño eso era imperdonable", narra en el libro que escribió sobre su vida.


Manny pacquiao además de boxeador, es político, actor y juega basquetbol.

10 vistas