Desabasto de gasolina y el “huachicoleo”.

Desabasto:

Por lo menos 9 estados de México (Puebla, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Querétaro, Oaxaca, Nuevo León, Chihuahua y Aguascalientes), resintieron el desabasto el desabasto de combustible, las estaciones de servicio dosificaron la venta a solo 10 litros por vehículo a cientos de usuarios que hicieron filas por horas para cargar combustóleo.


La mayoría de las gasolineras tuvieron que parar sus actividades durante el sábado y parte del domingo en espera de las cisternas que el Gobierno mexicano está enviando por pipas, mientras que en algunos lugares los usuarios duermen en el lugar para poder cargar sus vehículos.


La escasez de gasolina por problemas en el suministro de Petróleos Mexicanos (Pemex), se generó debido a que cerró el suministro por el ducto y decidió distribuir por pipas como medida para combatir el “huachicoleo”, sin embargo, ha sido insuficiente y ante un nerviosismo creciente de la población que sólo puede obtener 10 litros por auto, Pemex informó este sábado que incrementó los operativos en la mayoría de estados afectados y aseguró que el abasto se normalizará “lo antes posible”.

Incluso en algunas de las estaciones los encargados se negaron a vender el combustible a usuarios que llegaron con bidones y cuyos coches se habían quedado varados en alguna calle, para evitar que las personas aprovechen la situación para revender la gasolina.


Servicios en riesgo por desabasto:

Los gobernadores de las entidades afectadas por el desabasto de gasolinas y diésel se han pronunciado por resolver el tema de la distribución ya que están en riesgo servicios de salud y seguridad, además de la transportación de alimentos, por mencionar algunos


Por su parte, la alcaldía de Zapopan informó en un comunicado el pasado sábado que 50 de las patrullas municipales habían tenido que parar actividades debido a la escasez de combustible.


Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, dijo a medios de comunicación que no está garantizado el abasto de gasolina antes de este lunes, pese a que la demanda del hidrocarburo subirá debido a que las escuelas de educación básica reanudan este lunes actividades.


Robo se organizaba desde la Torre de Pemex: AMLO

“En un piso de la Torre de Pemex, a pesar de que se estaba constatando el robo, en vez de cerrar las válvulas se mantenían abiertas. Ahora hay control sobre eso”, dijo el presidente López Obrador.


Agregó que se modificará el sistema de distribución para controlar el robo y que las válvulas no serán abiertas sin control.


Informó que había un robo diario de 1,100 pipas y que ahora ha disminuido. “El día 2 bajamos a 36 y el promedio de los últimos días es de cien. Estamos cambiando todo el sistema de distribución, por eso en algunos puntos hay desabasto”, dijo.


“Le puedo decir a todos los mexicanos que tenemos gasolina suficiente; no hay problema de desabasto. Lo que estamos cuidando es la distribución. No abrir los ductos para que no haya fugas. Con cuidado significa que haya vigilancia. Hoy se va a reforzar el plan de vigilancia”, señaló.


Toma el ejército Pemex

En su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo el día de hoy que las instalaciones de Pemex fueron reforzadas por 900 militares para evitar el rombo de combustibles


AMLO señaló presiones que “están tratando de jugar a las vencidas” ante la decisión de su Gobierno de controlar el robo de combustible adentro de Petróleos Mexicanos (Pemex), pero no identificó quién, o quiénes.


El pasado viernes, la Procuraduría (Fiscalía) General de la República anunció que en los últimos 15 días han asegurado 261 mil litros de hidrocarburo ilegal y la localización de 34 tomas clandestinas,


En Jalisco fueron asegurados 119.500 litros; en Tamaulipas, 63.780 litros; en el Estado de México, 50.317 litros; mientras que, en Querétaro y Puebla, 27. 620 litros del combustible.


Mientras que el 28 de diciembre López Obrador había anunciado que fuerzas conjuntas del Gobierno federal mexicano intervinieron el sistema de monitoreo de Pemex para detener el robo de combustible y que había tres funcionarios directamente involucrados, que ya están bajo proceso penal.


“Se tenía toda la información diaria, desde el Gobierno de Vicente Fox. Sabían que había que descontar hasta 10 mil millones. Pero ahora llegó hasta 60 mil millones.


0 vistas