Impiden evaluar daño por derrame de ácido sulfúrico a autoridades locales, afirman está controlado

A pesar de que no se le permitió a la Unidad de Protección Civil de Guaymas, evaluar los daños del derrame de tres mil litros de ácido sulfúrico al Mar de Cortés debido a una fuga que se abrió, el pasado martes, en un tanque de la empresa Metalúrgica de Cobre en Guaymas, Sonora, el titular de la dependencia municipal, René Puig Arvizu, dijo que no se causó ningún daño y sostuvo que 3 mil litros de ácido no son nada para el volumen de agua en el mar. Afirmó que la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) neutralizaron los tóxicos.


Puig Arvizu dijo tener las evidencias de los trabajos de neutralización que se realizaron, “como les digo no hay un riesgo, no hay un daño, son casi nada tres mil litros de ácido” señaló el funcionario durante su comparecencia ante el Cabildo de Guaymas, ayer jueves.


La Terminal Marítima en Guaymas fue acordonada y se impidió el paso por a autoridades locales, municipales y del Estado, para supervisar y diagnosticar los daños por el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico en el mar de Cortés por parte de la subsidiaria de Grupo México, señalando que se trataba de una zona federal.


Por su parte, el profesor investigador y experto en biodiversidad del Tecnológico de Monterrey, doctor José Antonio Benjamín Ordoñez, advirtió que la afectación ambiental que se ocasionó es la desintegración de la flora y fauna marina en un radio que va de uno a 100 kilómetros cuadrados.


El ácido sulfúrico es utilizado en la fabricación de explosivos, tintes, pegamentos y baterías de automóvil y es in potente corrosivo que puede provocar irritación severa si se inhala.


Explicó, durante una entrevista de Grupo Imagen que el reactivo del ácido sulfúrico es muy peligroso, es veneno, si toca a los peces o a cualquier organismo de inmediato lo mata, desintegra casi lo desintegra en su tejido, entonces todas las formas sensibles; es decir, todas las formas de vida que están pegaditas a las piedras en el fondo del mar y todo esto prácticamente se barre con este ácido”.


Precisó que no serán suficiente los esfuerzos que realicen las Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Marina-Armada de México (Semar) y Grupo México, no podrán limpiar la zona afectada que puede ir de uno a 100 kilómetros cuadrados de afectación.


La alcaldesa de Guaymas, Sara Valle Dessens, dijo que solicitará la intervención de la Semar para que la empresa Metalúrgica de Cobre SA de CV ofrezca información de la afectación a la bahía.


Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, condenó que el consorcio de Germán Larrea haya vertido sustancias tóxicas en territorio sonorense por segunda ocasión y que, por ser una zona federal, serán las autoridades de la Federación quienes determinen la situación.


0 vistas