IMSS obligatorio para empleadas domésticas: Corte


"Seguridad social para las trabajadoras del hogar, en forma gradual, y en ese tenor, en un plazo no mayor a tres años, se logre obtener la seguridad social, efectiva, robusta y suficiente a la totalidad de las empleadas domésticas”.


Foto de lanacion.com

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha determinado que no debe no debe excluirse del servicio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a trabajadoras domésticas, por lo que deberá otorgarse de manera obligatoria la prestación de salud.


En sesión de Pleno se aprobó por unanimidad el proyecto del ministro Alberto Pérez Dayán y se determinó que es inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las empleadas domésticas en el IMSS.


El proyecto determina como inconstitucional el artículo 13 de la Ley del Seguro Social, en el que se prevé que los trabajadores domésticos podrán ser asegurados voluntariamente, ya considera que al ser excluidas del régimen obligatorio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), resulta violatorio del derecho humano a la seguridad social en igualdad de condiciones.


“La cobertura voluntaria carece de efectividad, toda vez que recarga en la trabajadora doméstica la difícil tarea de convencer al empleador para inscribirse en el seguro social', detalla el documento.


IMSS debe trabajar un plan.

Los ministros integrantes de la Segunda Sala concluyeron dar a conocer al IMSS sobre los vacíos legales que existen dentro de la Ley del Seguro Social para que instrumente una política y programa piloto que diseñe y ejecute un régimen de seguridad social que solvente este problema en un plazo no mayor a 18 meses a partir de la implementación del programa piloto.


“El IMSS, acorde a sus capacidades técnicas, operativas y presupuestales, se encuentre en aptitud de proponer al Congreso de la Unión las adecuaciones normativas necesarias para la incorporación formal del nuevo sistema especial de seguridad social para las trabajadoras del hogar, en forma gradual, y en ese tenor, en un plazo no mayor a tres años, se logre obtener la seguridad social, efectiva, robusta y suficiente a la totalidad de las empleadas domésticas”.


Información: El Sol del Centro

8 vistas