Inminente recesión en México, por segundo año consecutivo.

En los últimos días cuatro bancos de inversión así como consultorías financieras redujeron sus pronósticos de crecimiento para la economía mexicana para indicar que no hay manera de que el Producto Interno Bruto (PIB) escape a una recesión.


La expectativa más negativa la tiene Barclays al estimar que podría registrarse una caída de 2% en México en este año; Moody’s Analytics y DuckerFrontier coinciden en una caída de 1.5 %, y ambos destacan que se trata del escenario base; mientras Bank of America Securities estima que la caída podría ser de 0.2% “con importantes riesgos a la baja”.


Concuerdan que la caída de los precios del petróleo ya ha tenido un severo impacto en las finanzas públicas y en la situación financiera de Pemex, lo que aumenta el riesgo de un nuevo recorte de calificación en la petrolera que podría agudizar el deterioro financiero.


Estiman que la desaceleración de Estados Unidos por la aplicación de medidas para contener la propagación del Covid19 motivará desempleo, particularmente para connacionales, lo que afectará al flujo de remesas.


El cierre temporal de fábricas en China se sentirá en las cadenas de valor para manufacturas mexicanas y de EU, con un impacto de 16.4 por ciento.


Igualmente estiman que el cierre de fronteras y flujo de turistas restará otro 16% al desempeño del PIB mexicano y que los servicios, que conforman 66% de la actividad mexicana, sufrirán también el efecto.

0 vistas