Le dejaron las cejas como Angry Birds

Una inglesa de nombre Colline Rees acudió con una esteticista, pero en lugar de salir más hermosa, dice ella que le dejaron las cejas de Angry Birds.


Esto ocurrió en la ciudad donde vive Llanelli, al sur de Gales y el salón se llama Get Nailed. Había preparado sus vacaciones familiares que le costaron 3,600 dólares y las iba a disfrutar en Tenerife.


Pero así como la dejaron pues prefiere no ir la madre de tres niños.

58 vistas