Médico chino trabajó durante diez días y murió por el agotamiento

Trabajó durante diez días seguidos sin descanso en la lucha contra el coronavirus en China y cuando por fin quiso darse un receso el pasado tres de febrero a las doce de la noche, fue a su dormitorio compartido y ya no despertó: Un infarto por agotamiento laboral acabó con su vida.


Ese fue el diagnóstico que dieron los médicos tras el fallecimiento del médico Song Yingjie, de 27 años, era jefe adjunto del departamento farmacéutico de un centro médico en la provincia de Hunan.


El médico colaboró en un puesto de peaje de una autopista, donde realizaba revisiones de temperaturas a quienes llegaban y/o salían. Insistía en quedarse a apoyar con esa labor. Durante diez días lo hizo y murió por el agotamiento.


En el recuento estadístico, han muerto 563 personas por el coronavirus y más de 28 mil infectados, es el saldo trágico.


0 vistas