National Geographic publicó un descubrimiento escalofriante

Los arqueólogos que trabajan en Saqqara, 20 kilómetros al sur de El Cairo, se encontraron con una momia que rompe las costumbres funerarias de aquella época.

A los cuerpos momificados para ser enterrados les extirpaban sus órganos internos y los depositaban en los llamados Vasos Canopos que son en total cuatro. Así es en todos los descubrimientos de esas tumbas.

Sin embargo los investigadores hallaron los restos momificados de una mujer que se llamó Dibibastet, quien ocupó seis en lugar de cuatro vasos para guardar los órganos, lo que resultado inexplicable por lo pronto.

Los arqueólogos que trabajan en esa zona son alemanes y egipcios de la Universidad de Tubinga y ya tienen cuatro años realizando excavaciones en esa zona.

0 vistas