Plantea aumentar castigo por violencia contra personal de salud

El diputado Rodolfo Lizárraga Arellano llevará al pleno del Congreso del Estado la propuesta de aumentar la penalidad para quien violente o discrimine a médicos, enfermeros y policías que se son agredido por realizar su trabajo en la lucha contra el COVID-19.

El diputado por el Partido del Trabajo dijo que la propuesta consiste en una iniciativa de reforma al Código Penal Local para incrementar de uno a seis años de prisión y multa de 8 mil 600 a 25 mil pesos a quien cometa algún acto de violencia contra este personal.

Actualmente está definida una penalidad de tres días a tres años de prisión y multa de 860 a 4 mil 300 pesos.

Además indicó que la iniciativa contempla que se duplique el castigo cuando se ejerza violencia utilizando, de cualquier forma, arma de fuego, explosivo o cualquiera de las armas prohibidas previstas en el artículo 140 del mismo Código; y se triplicarán cuando los delitos se cometan contra servidores públicos pertenecientes al sistema de salud estatal o alguna corporación policial en el ejercicio de sus funciones.


10 vistas