Gobernador de Jalisco propone “Ley antichancla”

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, envió una iniciativa de de ley que establece sanciones para padres que ejerzan castigos físicos para educar a sus hijos, entre las cuales se encuentran ir a prisión hasta por cinco años.


La iniciativa establece reformas al Código Penal estatal para castigar, con prisión de seis meses a cinco años, a quien tenga a su cargo, padre o tutor, la educación de un menor de edad y la realice con el uso de la fuerza.


Además de agregar a la Ley estatal de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes, la posibilidad de retirar la custodia a quien cometa el delito señalado.


De acuerdo a Salvador Caro Cabrera, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, se busca sancionar el castigo físico infantil, prácticas que son la antesala de los peores abusos.


Agregó que la propuesta describe que los padres deben otorgar un tipo de enseñanza basada en fijar metas para aprender, dar información, apoyar su crecimiento y ayudar a lograr el éxito “de forma respetuosa, no violenta y de acuerdo con los principios del desarrollo infantil”.


Las sanciones serán estimadas de acuerdo con los daños sufridos por un menor y la iniciativa replica la legislación aprobada a nivel federal en noviembre pasado y en varias entidades para castigar a quienes ejerzan la violencia en las niñas y niños, a través de cachetadas, pellizcos o coscorrones, que generen, desde moretones hasta amputaciones.

0 vistas