SCJN falla a favor de que se abra de nuevo el Fideicomiso Río Sonora

Para la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la reparación del daño que hizo la minera de Grupo México “no fue adecuada”, por lo que dictó sentencia sobre una de las tres solicitudes de amparo para reabrir el Fideicomiso Río Sonora, que fue interpuesta por las comunidades afectadas por el derrame de sustancias tóxicas de la mina Buenavista del Cobre, de Grupo México, en los ríos Sonora y Bacanuchi en el año 2014.


La organización PODER, quien ha apoyado en la defensa de las comunidades afectadas dio a conocer que la decisión de la SCJN fue por unanimidad.


En agosto de 2014 la mina Buenavista del Cobre, de Grupo México, ubicada en Cananea y dedicada a la extracción de cobre y molibdeno, ocasionó el derrame de 40 mil metros cúbicos de lixiviados de sulfato de cobre acidulado en el Arroyo Tinajas, fluyendo desde los ríos Bacanuchi y Sonora hasta la presa Molinito.


Afectó cuatro cuerpos de agua en términos sociales y económicos implicó pérdidas para los agricultores de la cuenca y daños en la salud de 270 personas, de acuerdo a datos de la Comisión para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).


Las medidas de restricción para la población fueron: no utilizar agua del río, así como de los 322 pozos y norias, ubicadas a 500 metros de cada margen del río.


Para la reparación de los daños Grupo México y el Gobierno federal, crearon el Fideicomiso Río Sonora, un mecanismo privado de 2 mil millones de pesos, del que solo se gastó el 61 por ciento de los recursos prometidos (mil 231 millones de pesos) hasta su cierre en febrero de 2017 por decisión unilateral sin considerar a los afectados, planteó la organización PODER.


En el rubro de salud se gastaron 71 millones 080 mil 280 pesos, en “Acciones de atención y seguimiento médico en la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental de Sonora (UVEAS)”, ubicada en Ures, cuya operación estuvo en riesgo. El Fideicomiso también se comprometió a construir un Centro de Salud que operaría de 2015 hasta 2019. Pero quedó en obra negra.


De acuerdo con los Comités de la Cuenca del Río Sonora y PODER, siguen manifestaciones de enfermedades del aparato digestivo y respiratorio, de la piel y la boca, renales, cardiovasculares, neurológicas y cáncer.

8 vistas