Si usaste la FaceApp para verte de viejo, ahora tus datos viajan por el mundo.

La herramienta FaceApp, que se volvió viral, es una aplicación creada por la empresa rusa Yaroslav Goncharov en Wireless Lap, para que usuarios puedan descargar filtros que les permite aumentar años, cambiar de género, tono del cabello, color de ojos, ponerse barba, flequillo, todo para transformar el aspecto.


Miles de personas, incluso celebridades, hicieron uso de ella para mostrar cómo se verían de viejos sin saber que sus datos quedaron totalmente expuestos y podrían estar viajando a otras partes del mundo.


Así funciona


FaceApp está disponible desde el 2017 para Android y iPhone, permite tomarse fotos para transformarlas, pero para que la aplicación funciones se necesita dar acceso a la cámara y a todas las fotografías de la galería. No obstante, las políticas de privacidad especifican que pueden recabar más información de los usuarios.


“Información que usted nos proporciona directamente: Contenido del usuario (por ejemplo, fotos y otros materiales) que publica a través del Servicio”, se lee en su página, están disponibles para ser usadas por la App. Pero además, sin ahondar mucho también explica que crea un canal de comunicación con el usuario donde “podemos enviarle correos electrónicos relacionados con el Servicio (por ejemplo, cambios / actualizaciones de las funciones del Servicio, avisos técnicos y de seguridad)”.


También, en su política de privacidad, la aplicación anuncia que utiliza herramientas de análisis de terceros para ayudarnos a medir el tráfico y las tendencias de uso del Servicio como las páginas web que visitas. Y aunque afirma no vender tu información sí informa a empresas que formen parte legal del mismo grupo empresarial que cuenta con tu nombre de usuario, cookies, archivos de registro, identificadores de dispositivos y ubicación.


“FaceApp, sus afiliados o proveedores de servicios pueden transferir la información que recopilamos sobre usted”, dice, y acentúa que al registrarse y utilizar el servicio “usted acepta la transferencia de información a los Estados Unidos o a cualquier otro país”.


Y al final de advierte: “FaceApp puede modificar o actualizar esta Política de privacidad de vez en cuando, así que revísela periódicamente”.


Lorenzo Martínez, experto en seguridad informática, en entrevista a la revista ABC dijo: “No te puedes fiar porque [la aplicación] no es tuyo. Si lo que te gusta es probar a ver cómo te ves de mayor, alguien ha creado un algoritmo para modificar tu cara. Pero estás mandando tu foto a otro sitio. Si estás en una situación en la que no quieres que se haga pública, no la envíes. Si te apetece jugar con la app en concreto que requiera de una foto, hazlo con una foto que no te importe que cualquiera en algún momento pueda acceder a ella o sea pública. El problema es que si le das acceso a tus otras fotos, a todo tu carrete, le estas dando acceso a tus fotos”.


Información de Sin Embargo

160 vistas