Somos los que comemos

Se llama Marie-Monique Robín y ha investigado por más de una década el tema de la agroindustria. Su conclusión es contundente: El aumento en las enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes y el cáncer están relacionadas con los alimentos que comemos.


Las hormonas sintéticas que se encuentran en pesticidas y fertilizantes y que se utilizan durante el cultivo de nuestros alimentos son muy peligrosos para la salud.


La opción a este problema es lo que llama agro ecología, una producción de alimentos de manera sana y sustentable, sin embargo, aun cuando se generaran las legislaciones respectivas, se tardaría muchos años solucionar los problemas de contaminación en las tierras y aguas subterráneas.

15 vistas