Un sacerdote es presuntamente el asesino de Leonardo Avendaño.

El sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos es a quien la Procuraduría capitalina en la Ciudad de México acusa del asesinato del joven Leonardo Avendaño, basado en evidencias de imágenes captadas por cámaras de seguridad y la revisión de registros de llamadas de su celular.


Ante esto, la Arquidiócesis Primada de México dijo en que confían que la investigación de las autoridades y el proceso sea eficaz y apegado al derecho y respetuoso de las garantías y derechos humanos de las víctimas.


Leo Avendaño era auxiliar del sacerdote y el 11 de junio a las once de la noche les dijo a sus familiares que iría a la parroquia; supuestamente se reunió ahí con el sacerdote y se fueron en un mismo vehículo. Al día siguiente, Leo fue hallado muerto en el asiento trasero de su vehículo.

162 vistas