Vacaciones terminan en tragedia

Un menor de 13 años hijo del cardiólogo Miguel Ángel Luna Calvo, de Durango, perdió la vida al ser succionado por el sistema de filtración de la alberca cuando se encontraban en el parque temático Xcaret, en la Riviera Maya.

Leonardo es el nombre del niño que resultó con heridas en las piernas y ahogamiento por sumersión el pasado fin de semana. Explicó el Dr. Luna que debido a que les dio Covid el pasado mes de enero y tras casi un año de encierro por la cuarentena decidieron salir a vacacionar.

Sin embargo, este lamentable hecho enlutó a la familia. El Dr. detalló que él también estuvo a punto de ser succionado cuando intentó ayudar a su hijo. Dijo que fue obligado por los directivos del parque a firmar una hoja de no responsabilidad para que prácticamente le pudieran entregar el cuerpo de su hijo, quien falleció al día siguiente en una clínica privada.

26 vistas